Nota Informativa – Ultimos hechos de persecución y judicialización a la oposición política colombiana, específicamente dentro del ámbito académico y universitario.

  
Bilbao, 6 de Mayo de 2019.

Nota informativa 

La “Asociación Jorge Adolfo Freytter Romero. Estudios sobre Violencia Política en América Latina y en su especialidad: Universidades Públicas (AJAFR)” con sede social en el País Vasco, ha venido trabajando en el acompañamiento internacional en la defensa al Pensamiento Crítico, la Justicia y la Reparación integral a víctimas del paramilitarismo y del Estado colombiano (incluyendo a las Víctimas del conflicto que se encuentran en el exilio político), investigando la Violencia Política en las universidades públicas colombianas y acompañando procesos de Memoria Histórica.  Como parte de nuestro trabajo de seguimiento,  debemos expresar públicamente ante la comunidad internacional, nuestra profunda preocupación por los últimos hechos de persecución y judicialización a la oposición política colombiana, específicamente dentro del ámbito académico y universitario, situación que reafirma crisis humanitaria en el país. Han sido numerosos los casos de capturas, judicializaciones, amenazas y atentados contra activistas universitarios/as, profesores/as y líderes/as sociales que se muestran críticos/as frente al autoritarismo del Estado.  Año tras año, vemos como destacadas líderes/as son encarcelados por gobiernos que no muestran vocación democrática alguna, que mienten descaradamente frente a la persecución política que sufre cualquiera que rechaza sus grandes negocios: en las regiones son diarios los asesinatos y en las ciudades los encarcelamientos.  Actualmente hay varios casos que nos parecen sumamente preocupantes: el de los acusados del ataque al Centro Comercial Andino (quienes llevan casi dos años presos y aún hoy el Estado no presenta pruebas de su vinculación con dicho ataque) y el de los estudiantes y activistas Harry y Julián Gil. En las últimas semanas fueron capturados  Andrés de La Cruz, Lina Isabel Medina y Carlos Cuervo en la ciudad de Popayán, acusados de pertenecer a la organización Juventudes M-19 (JM-19). Así mismo, en Villavicencio Diego Camilo Beltrán y Lenin Vargas Perdomo han sido judicializados por supuesta pertenencia a las “disidencias” de las FARC-EP.  Todas las personas anteriormente nombradas han pertenecido a distintos procesos estudiantiles, sociales y políticos que reclaman condiciones democráticas para la construcción de una verdadera Paz en Colombia.  Durante los últimos años, en Colombia se han dado múltiples casos de persecución contra el pensamiento crítico en las universidades, caracterizados por ser inequívocos “falsos positivos judiciales”: no se ha respetado el debido proceso judicial, han sido encarcelados/as activistas y profesores/as sin pruebas, y el derecho a la presunción de inocencia ha sido sistemáticamente conculcado por parte de los estamentos públicos.  Esta es la actitud de un Estado que incumple diariamente los acuerdos adquiridos con los sectores sociales organizados (campesinos, indígenas, estudiantiles, negritudes, mujeres, sindicatos e intelectuales); sumado a la casi nula implementación de lo acordado con las FARC-EP y su falta de voluntad en continuar los diálogos con el ELN, solamente pueden agravar el conflicto político, social y armado que vive el país desde hace décadas.  Hacemos un llamado a la comunidad internacional, para que exprese su apoyo en favor del pueblo colombiano y la liberación de los prisionerxs políticxs, exigimos el cese inmediato de las detenciones y los asesinatos contra la oposición y denunciamos el carácter totalitario de los sectores que hoy manejan el país: quienes están fomentando una invasión a Venezuela mientras Colombia vive una situación realmente crítica en materia de Derechos Humanos, Paz y Democracia. ¡No más falsos positivos judiciales! –  ¡Libertad a los presxs políticxs!